Miércoles 5 de Junio de 2013

Con muy poco, se puede cambiar mucho. Una idea que, cuando se pone en práctica, suele demostrar su acierto. Guiados por esa idea, Andy Freire y Julián Weich se preguntan -nos preguntan- qué pasaría si el cinco por ciento de la población mundial que está sobre la línea de pobreza decidiera colaborar con algún proyecto solidario aportando simplemente un poco de su tiempo. Digamos, el cinco por ciento. La humanidad dispondría entonces de 131.000 millones de horas invertidas en ayudar al prójimo. Una hora y veinte minutos por día. Un día por mes. Casi dos semanas por año. Tan sólo eso es necesario.
Con el cinco por ciento de tu tiempo, podés cambiar el ciento por ciento de la vida de otra persona, aseguran Andy y Julián, y lo demuestran con sus historias y con las de emprendedores sociales. Con una vocación contagiosa, ellos comparten sus motivaciones, sus dificultades, sus logros y sus proyectos. Así, muestran cómo y qué hace falta para mejorar el mundo; el de alguien más y. en consecuencia, el de uno mismo.
Andy Freire
Soy ante todo un emprendedor del ámbito empresarial y social.  Cofundé Officenet, Avenida y Restorando y presidí la Fundación Endeavor Argentina. También soy columnista en Telefé y Radio Metro 95.1.
Estoy casado y tengo cuatro hijos.